MORFOPSICOLOGÍA


Definición

Es la ciencia que nos permite conocernos a nosotros mismos y a los demás a través del estudio de la forma de la cara. La morfopsicología es un método de interpretación dinámica y no un sistema estático como la fisiognomía. Está sujeta a unas leyes universales biológicas, comunes a otras ciencias humanas. Se sitúa entre la biología y la psicología. De hecho, nuestra cara es el punto de encuentro entre el patrimonio genético heredado, innato y el medio en que hemos nacido, con la psique.

La morfopsicología relaciona la forma (morpho) de la cara y cada uno de sus trazos con el alma (psyche). Las personas no están etiquetadas ni clasificadas en una tipología determinada.

Como la vida, somos evolutivos y cambiantes, regidos por los dos movimientos vitales y opuestos de los organismos vivos: el instinto de expansión y el instinto de conservación. Este punto de partida nos da una multivariedad de manifestaciones y por lo tanto una pluralidad de análisis y de interpretaciones.

La morfopsicología no es normativa, al contrario, se basa en las diferencias entre los seres, sus características, su complementariedad y también en los bloqueos que empujan al individuo a abrirse en su forma específica. Hemos de tener en cuenta que no hay dos personas iguales. Es aplicable a todas las etnias, y sus leyes fundamentales son aplicables a todos los seres vivos; vegetales y animales. La forma es el punto de convergencia entre la fuerza interna o psique y las del entorno. El organismo es el reflejo del ambiente y la herencia familiar y colectiva.


Origen histórico

El comienzo de la inquietud del estudio del ser humano a través de su morfología se pierde en el mismo origen del hombre. Esta necesidad de autoconocimiento de algo tan cercano y tan lejano como la misma naturaleza humana queda manifestada a lo largo de la historia.

En un principio llamada FISIOGNOMÍA, su objetivo era determinar el carácter o disposición mental del individuo basándose en sus facciones, analizando cada elemento por separado para una posterior relación entre sí. Esta disciplina formaba parte de la antigua filosofía práctica, cultivada entonces como una doble ciencia:

a) una forma de determinar el carácter, y
b) como un método adivinatorio.

Existen referencias de que Hipócrates y Galeno también la estudiaron.

Pitágoras practicaba el diagnóstico del carácter de sus discípulos, observando su cara antes de aceptarlos.

El primer tratado de fisonomía se le atribuye a Aristóteles.

Más tarde, hacia el año 415, el judío Adamantius también escribió sobre el tema.

Michael Scott (1175-1232) es autor del primer tratado impreso. Desde la perspectiva creativa, Leonardo da Vinci también se interessó en sus estudios de anatomia.

En el siglo XVIII Lavater (1741-1801) dio un paso de gigante. Para él la Fisiognomía es el estudio del hombre interior y moral mediante la observación del hombre exterior y físico. Su obra sobre la fisiognomía es extensa, llena de observaciones agudas y acertadas.

El interés que Darwin demostró por este tema quedó reflejado en su obra.


Origen científico

Claude Sigaud, médico lionés, formuló la que tendría que ser la ley básica de la nueva ciencia en que se basan los dos movimientos vitales:

La Ley de la Dilatación-Retracción en relación a la forma de los organismos vivos (1914).

Para Sigaud el organismo es el reflejo del medio y la herencia. Observó que en un medio favorable la forma de un órgano o elemento se dilata, y que en un medio nocivo de adaptación difícil, se retrae.


El paso hacia la morfopsicología

Más tarde Louis Corman, médico psiquiatra, nacido en 1901 en Roubaix, estableció que a este movimiento del cuerpo que va desde la dilatación a la retracción en función de los cambios del medio ambiente le corresponde un movimiento del alma (Psyque).

Una fuerza de expansión que impulsa a crecer, a desarrollarse (infancia), y una fuerza de conservación que impulsa a cerrarse, a protegerse (vejez).

Así tenemos dos leyes básicas:

- Ley morfológica de dilatación-retracción
- Ley psicológica correspondiente de expansión-conservación

Corman es considerado como el padre de la Morfopsicología.

Desde su primera publicación en 1937, se puede considerar el Manuel de Morphopsycohologie (1947) el libro fundamental de su obra, seguida de posteriores publicaciones fruto de sus continuas investigaciones hasta el momento de su fallecimiento (abril de 1995).

Fue el Fundador de la Société Française de Morphopsychologie.


El ser humano como unidad

La Morfopsicología estudia e integra la triple dimensión del hombre como una totalidad indivisible.

- La inteligencia (concreta, abstracta, creativa, analítica, etc.). Frente y ojos.
- La afectividad (sentimientos, sociabilidad, diplomacia, etc. ). Pómulos y nariz.
- El instinto (actividad, potencial, resistencia). Mandíbula y boca.

Cada una de estas partes están intrínsecamente relacionadas. No se puede hablar de un aspecto parcial sin tener en cuenta los otros. La visión global del rostro no es otra cosa que la manifestación de la unidad de la persona.


La morfopsicología en la evolución humana

El hombre está en permanente cambio que se va reflejando en la cara; desde las formas redondas del recién nacido hasta las arrugas y serenidad de ojos del anciano, pasando por el alargamiento del rostro del adolescente y el reposo o crispación de la cara del adulto.

Sin perder la visión global, estudiamos:

El marco óseo: El inconsciente, fuente de energías.
Los receptores sensoriales: Intercomunicación entre el mundo interno y el externo.
El modelado de la carne que cubre el marco: Forma de adaptación al entorno.
Tonicidad: La actividad o pasividad de la acción.
Disimetría: Dos mitades de la cara: La izquierda representa la infancia, el pasado y la receptividad. La derecha representa el presente, la orientación al futuro y la actividad.

“El Gordo y el Flaco”, tal como nombramos popularmente a estos personajes del cine cómico, son un ejemplo que se ajusta al tema del que tratamos: La Morfopsicologia.

Vemos en sus caras las líneas generales del marco; del dilatado en Oliver Hardy y del retraído en Stan Laurel.

Se observa también que los receptores de Hardy son pequeños en relación a su marco dilatado y en cambio los de Laurel son más grandes al ser su marco retraído y afinados.

El modelado de la carne que cubre el rostro de Oliver es ondulada y tónica, la de Laurel en cambio es más seca, plana y átona al ser la estructura ósea estrecha y alargada.


Ética profesional

La aplicación de la Morfopsicología de forma rigurosa nos permite conocer al individuo en profundidad, por lo tanto hemos de partir de una actitud objetiva, abierta a comprender a la persona que se analiza y jamás juzgarla.

La actitud del profesional ha de ser constructiva y respetuosa y ha de estar sometida al código deontológico.

Más información:

Société Française de Morphopsychologie

Morphopsychology


Aplicaciones

La Morforpsicología es una técnica muy útil en todas aquellas profesiones en el mundo de las relaciones humanas y contacto con el público:

En el mundo empresarial: Agiliza el proceso de selección de personal según las necesidades de la empresa y fomenta la armonización del equipo. Permite también conocer a un nuevo socio, a los clientes y saber como tratarlos. En la formación del personal de los jefes de departamento, comerciales...

En psicología permite hacer un rápido diagnóstico de sus pacientes facilitando una mayor fluidez en el proceso terapéutico.

En la enseñanza: Ofrece a los profesores la opción a un aprovechamiento más amplio de las capacidades del alumno y saber cuál es la manera más adecuada de tratarlos a fin de motivarlos.

En los profesionales de actividades sociales: trabajo social y educadores, en el mundo del deporte, de la publicidad, en los medios de comunicación como refuerzo en las entrevistas, personajes históricos, cirugía plástica, etc.